Blog de Rivendel

septiembre 4, 2008

Analisis del conflicto en el Caucaso

Filed under: opinión,política — grahamgreene @ 6:39 pm

 

El conflicto entre Georgia y Rusia es la prueba mas clara del moldeo que la Unión Europea efectúa sobre las opiniones de sus ciudadanos en función de sus intereses económicos. El tratamiento mediatico varia radicalmente dependiendo de si el país actuante es aliado o enemigo de la OTAN en el conflicto del momento.

Hay que recordar que todo el conflicto del caucaso comenzó con el ataque de Georgia a Osetia del sur a pesar de que los medios de comunicación traten de satanizar continuamente a Rusia y presenten a Georgia como un país inocente que a sido salvajemente ocupado y bombardeado.

Soldado Georgiano. Foto del diario ADN.

Georgia es un país gobernado por un presidente vasallo de Estados unidos y ataco Osetia del sur con el visto bueno de su amo. Todos los movimientos que Georgia realiza tienen que ver con los intereses geostrategicos de EEUU.

En esta zona del mundo los países ex soviéticos solo son piezas de puzzles disputados por uno o otro bando. El ejemplo mas claro es el tratamiento que los medios de comunicación europeos(siempre al servicio de los intereses imperiales europeos y estadounidenses) dan a los acontecimientos que se han desarrollado en los últimos años en estas ex repúblicas soviéticas. En las elecciones Ucranianas se han puesto repetidamente del lado de Yuschenko, un político bueno y que representaba la democracia simplemente porque era pro europeo, mientras que el malo de la película era el pro ruso yanucovich, que fue acusado de manipular las elecciones y de envenenar a su rival. Cuando por fin gano yuschenko la corrupción campaba a sus anchas en el país . En Bielorusia las tintas se estuvieron cargando durante un mes contra el presidente de Bielorusia, el pro ruso Alexander Lukashenko. Se decía que era el mal absoluto, el ultimo dictador europeo. Cuando lo cierto es que gano las ultimas elecciones con gran apoyo. Es el único país que mantiene gran parte de sus empresas sin privatizar y muchos de los servicios sociales( además su situación económica es de las mejores de la zona) de la URSS y uno de los pocos en el mundo que no se pliega a los intereses de los países occidentales.Esta es la verdadera razón de las furibundas campañas que ha habido en contra de su gobierno.En otros países de la zona el tratamiento mediatico a sido similar.

El conflicto de Abjasia y Osetia del sur con Georgia viene de hace mucho tiempo. En estos párrafos se relata parte de la historia de estos pueblos, necesaria para comprender la situación actual:

“Pero el nacionalismo georgiano no era el único factor de crisis presente en Georgia. Karabaj había vuelto a poner de actualidad las viejas aspiraciones de Abjasia y Osetia del Sur. Si Karabaj quería irse de Azerbaidján, Abjasia quería irse de Georgia y constituirse como república socialista soviética (SSR), es decir una unidad republicana autónoma en el marco de la URSS. A diferencia de Karabaj, Abjasia había tenido ese rango superior en 1921 y lo había conservado hasta 1931, cuando Stalin la convirtió en república autónoma dentro de Georgia. Los abjasos, una ancestral nación caucásica de menos de cien mil almas en 1988, tenían buenos motivos para considerarse como una especie de tribu india en peligro de extinción. La llegada del imperio ruso a su tierra, el idílico litoral oriental del Mar Negro al sur de la cordillera caucásica en el que palmeras y mandarinas conviven con las nevadas cumbres en una franja de pocos kilómetros, había supuesto el éxodo de casi la mitad de su población hacia el imperio otomano. Miles de aquellos “circasianos” murieron de enfermedades o fueron vendidos como esclavos durante aquel éxodo. Los que se quedaron en Abjasia, que en 1897 representaban el 55% de la población del territorio, asistieron a una dinámica política de repoblación que el lugarteniente de Stalin, Lavrenti Beria, practicó con particular eficacia. Decenas de miles de georgianos fueron enviados a Abjasia desde las regiones contiguas, frecuentemente contra su voluntad.

Así, en 1926 los abjasos ya sólo representaban el 26% de la población y en 1979 el 17%, mientras los georgianos pasaban de representar el 24% (1897) al 44% (1979). Tanto la “degradación” del estatuto de su república -un cambio sin precedentes en la URSS, donde la tendencia habitual era más bien el “ascenso”- como la política de población, respondían a la misma concepción de dirigentes como Stalin y Beria, ambos georgianos, según la cual los abjasos debían ser “asimilados” por Georgia. En el vacío que siguió a la revolución de octubre de 1917, los mencheviques georgianos ya habían practicado en Abjasia esa política de asimilación, por lo que en la memoria de los abjasos, que entonces ya habían apoyado a los bolcheviques rusos frente a los mencheviques georgianos, el principal peligro a su supervivencia como nación no era visto en Moscú, sino en Tbilisi.”

        Mapa de abjasia

“Los osetinos de Georgia tenían una experiencia similar a la de los abjasos. Al igual que aquellos se habían puesto al lado de los bolcheviques y contra los mencheviques georgianos en los años veinte, se quejaban de presiones asimilacionistas y querían que su región autónoma fuese “ascendida” al estatus de república autónoma. Al otro lado de la cordillera, en la vertiente septentrional del Cáucaso, los osetinos contaban con una república autónoma que formaba parte de la Federación Rusa (Rsfsr) y hacía frontera con la autonomía osetina en Georgia, así que lo que había tras la reivindicación de los osetinos del sur se parecía a un primer movimiento hacia su unificación con sus hermanos étnicos del norte. “1

Mapa de Osetia.

A punto de desintegrarse la URSS esta era la situación en la zona:

“Los abjasos siempre habían sido considerados “autóctonos” por el nacionalismo georgiano, pero después de que la universidad de Abjasia se escindiera en dos secciones en julio de 1989, en medio de violentos enfrentamientos que registraron 17 muertos y 448 heridos, ese título fue puesto en cuestión. El interés por preservar la temporada turística, de gran importancia económica en el litoral del Mar Negro, la falta de armas y la aparición de un nuevo foco de enfrentamientos armados en Osetia a partir de diciembre de 1989, dio un respiro de un año al conflicto de Abjasia, donde en agosto de 1990 el parlamento local aprobó una declaración de soberanía, que a su vez era respuesta a un voto anterior del parlamento georgiano declarando nulos todos los acuerdos firmados por Georgia después de su incorporación a la URSS en 1921, lo que descalificaba a todas las autonomías. La tensión se trasladó entonces a Osetia del sur, que en noviembre de ese mismo año se ascendió unilateralmente su estatuto al de “república autónoma”.

La declaración osetina fue respondida por una marcha de 50.000 georgianos a Osetia del sur organizada por Gamsajurdia. Pero en Tbilisi la unanimidad de esa unión sagrada contra las minorías nacionales era lo único que parecía conjurar la gran disgregación interna existente. En medio año se habían creado más de 60 partidos políticos. Sus dirigentes dedicaban a los adversarios de otros partidos, con programas difícilmente distinguibles entre sí, todos los calificativos del estalinismo adecuados a la situación; “provocador”, “enemigo de Georgia”, “agente del KGB”, “bandido”, “oportunista” o “traidor”. Durante la campaña electoral que les dio la victoria, los diferentes grupos de ese conglomerado alternativo intercambiaron no sólo insultos sino también tiroteos y asaltos a sus respectivas sedes. La única manera de solventar esas diferencias era apelar a la unión sagrada contra ese 30% de la población compuesto por minorías. “Todos contra todos, pero unidos contra Abjasia y Osetia del Sur”, era la fórmula que mejor resumía el estado de cosas que prevalecía en Tbilisi.”1

Los Abjasios y los Osetios del sur han pertenecido en la ultima decada y media a Georgia pero en realidad el gobierno de Tbilisi nunca a controlado estas regiones que se han mantenido virtualmente independientes gracias al apoyo ruso. “Aproximadamente al mismo tiempo, cuando los georgianos proclamaron su independencia de Moscú, la asamblea parlamentaria de la República de Abjazia reafirmó su soberanía y anunció la separación de Georgia. Tbilisi reaccionó enviando bandas de saqueadores a ambas regiones separatistas.

La política chovinista oficial de Gamsakhurdia de “Georgia para los georgianos” alentó la limpieza étnica que siguió. Cuando los surosetios y abjazianos trataron de expulsar a los granujas con la ayuda de milicias populares específicamente reunidas con esa intención, Georgia envió fuerzas policiales y tropas regulares. Esto inició un conflicto armado que duró hasta un acuerdo de cese al fuego negociado por los rusos. Todas las partes estuvieron de acuerdo en aceptar a tropas rusas como mantenedoras de la paz.

Durante los últimos 16 años, Moscú se ha negado incondicionalmente a tener en cuenta pedidos de los dirigentes separatistas de reconocer su independencia de facto de Georgia. A pesar de ello, el único canal de ayuda material que llegaba a los enclaves separatistas provenía de Rusia. Tbilisi no ha contribuido ni un centavo para ayudar a restaurar ciudades y aldeas devastadas por el fuego georgiano. A medida que pasaba el tiempo, más y más georgianos partieron hacia Georgia propiamente tal. Las economías abjaziana y surosetia perdieron toda conexión con Georgia y se orientaron totalmente hacia Rusia.

Las afirmaciones de soberanía de Georgia sobre las repúblicas separatistas se basan en el precedente soviético y el deseo occidental de “castigar” a Rusia, mientras recompensa al régimen de Mikheil Saakashvili apuntalado por EE.UU. La idea de que Osetia del Norte y Osetia del Sur se reunifiquen como una nueva república de la Federación Rusa es simplemente inaceptable para Occidente, sin importar cuántos referendos prueben la voluntad popular y lo genuinamente democráticos que fueran dichos referendos. Después de todo, como arguyó el antiguo consejero nacional de seguridad de EE.UU., Zbigniew Brzezinski, Rusia ya es demasiado grande incluso en su forma cercenada post Soviética; ¿No sería formidable apartar Siberia y Lejano Oriente?”2

 

 

Aganse ahora una pregunta ¿Porque Europa y Estados Unidos han apoyado con tanta saña la independencia de Kosovo y sin embargo ahora, ante el reconocimiento de Rusia a Osetia y Abjasia, amenazan a este país con sanciones?¿Que intereses tienen Estados Unidos y la UE en esta region para provocar esta guerra por medio de un aliado?

La intención de Estados Unidos al provocar esta guerra mediante su aliado Georgiano era :

Continuar con el cerco a Rusia que viene implementando desde la desintegración de la Unión Soviética.

Obligar a Rusia a aceptar un cese al fuego bajo nuevas condiciones, en las que Moscú comprendiera que su presencia e influencia en la región estaba en cuestión, en especial en Georgia.

Negociar un posible trueque de resoluciones en el Consejo de Seguridad de la ONU. La Casa Blanca cedía en el tema de Georgia a cambio de que Rusia aceptase una condena más fuerte a Irán, de manera que le permitiera lanzar su deseado ataque militar contra Teherán.

Involucrar a los países de la Unión Europea en una campaña diplomática anti-rusa. Aunque entre ellos existe bastante cercanía en sus apreciaciones y demuestran la misma aversión por Moscú; no por ello, todos comparten la conveniencia de fomentar un enfrentamiento con Rusia.

Integrar de ipso facto a Georgia y Ucrania como miembros plenos de la OTAN.

Instalarse como indiscutible nueva fuerza dominante en la región del Cáucaso, Mar Negro y Mar Caspio.

Fortalecer su presencia en Georgia para dominar esta geoestratégica región y así controlar las rutas y llaves de los gaseoductos y oleoductos por el que fluyen los hidrocarburos a Europa y EE.UU., en especial el estratégico oleoducto BTC (Baku-Tbilisi-Ceylan), el cual hasta ahora ha resultado demasiado costoso y subutilizado; así como también del proyectado gasoducto Nabucco, y el ferrocarril que transporta el petróleo de Azerbayán al puerto de Batumi, capital de la otra región autónoma de Georgia, Adjaria.

Parar el acelerado resurgimiento de Rusia en la arena internacional como superpotencia política y militar; al mismo tiempo que le enviaba un inequívoco mensaje a China de cual sería su destino si intenta seguir los pasos de Rusia.

Firmar y refrendar rápidamente los acuerdos con la República Checa y Polonia sobre la instalación del escudo antimisiles en sus países, so pretexto de ‘solidaridad’ de estos países con Georgia.

Los promotores de la espectacular y criminal guerra nunca esperaron que la respuesta de Rusia fuera tan inmediata y contundente. En menos de 48 horas las tropas rusas ya habían desalojado las fuerzas invasoras georgianas y sus mercenarios acompañantes del territorio surosetio. Además, estas avanzaron hasta la ciudad de Gori. Controlaron los puertos georgianos, en especial Poti, y bloquearon el país por mar, aire y tierra para evitar la entrada de armamento. Con esta decisiva respuesta militar Rusia está enviándole un claro mensaje a los gobiernos de EE.UU. y de la UE de que ya habían pasado la línea roja y que no estaba dispuesta a permitir que continuaran con las constantes intromisiones en su esfera de influencia o ‘patio trasero’ y en sus asuntos internos. “3

Lógicamente, el caso de Kosovo es el contrario, se provoco su independencia para debilitar a Rusia y conseguir influencia en la zona.

Para concluir, hay que dejar claro que en este juego geoestrategico todos se mueven en función de sus intereses económicos, Rusia defendiendo su zona de influencia histórica y EEUU (con el apoyo testaferro de la UE, algo por otra parte incomprensible porque se supone que si se piensa de forma capitalista, como piensan nuestros gobernantes, a la UE le resultaría mas ventajoso aliarse a Rusia para fortalecerse y poder enfrentarse a EEUU y China económicamente) tratando de conseguir controlar una de las pocas zonas del mundo en la que no tiene poder e intentando debilitar a Rusia.

Lo positivo de este conflicto es que los beneficiados al final han sido los Osetios y los Adjasios, que por fin han recibido el reconocimiento de Rusia como estados independientes. Puede que en próximas fechas los Osetios se puedan integrar en la federación rusa donde les esperan sus hermanos, los Osetios del norte, con los brazos abiertos, y puede también que los Adjasios puedan crear su tan ansiado estado independiente. Me alegro profundamente por ello.

 

 ARTICULOS UTILIZADOS

1-Georgia, antes y ahora

Rafael Poch

La Vanguardia

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=71530

2-El intento de castigar a Rusia podría ser costoso

Mikhail Molchanov

Asia Times

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=72036

3-Osetia del Sur y el Nuevo Orden Internacional

Víctor Wilches

Rebelión

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=71626&titular=osetia-del-sur-y-el-nuevo-orden-internacional-

 

 

3 comentarios »

  1. Just desire to say your article is as amazing. The clarity in your post is simply
    great and i can assume you’re an expert on this subject. Fine with your permission allow me to grab your RSS feed to keep updated with forthcoming post. Thanks a million and please continue the gratifying work.

    Comentario por ramadan kareem — julio 27, 2013 @ 11:53 am | Responder

  2. bitcoins to dollars

    Analisis del conflicto en el Caucaso | Blog de Rivendel

    Trackback por bitcoins to dollars — enero 8, 2015 @ 6:19 am | Responder

  3. dj hire sydney

    Analisis del conflicto en el Caucaso | Blog de Rivendel

    Trackback por dj hire sydney — enero 12, 2015 @ 12:16 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: