Blog de Rivendel

enero 17, 2008

HIZTEGI ERREBELDEA(RECLAIM THE STREETS)

Filed under: erresistentzia,sociedad — grahamgreene @ 8:05 pm

“Una de las ironías de nuestra época es que ahora, cuando las calles se han convertido en el articulo más valioso de la cultura publicitaria, las manifestaciones de cultura se hallen bajo amenaza. Desde Nueva York hasta Vancouver y Londres, los ataques de la policía contra los graffitis, los posters, la mendicidad, el arte urbano, los muchachos que limpian los parabrisas, las iniciativas de jardinería popular y los vendedores de alimentos están criminalizando rápidamente todo lo que hay de realmente publico en la vida de las ciudades.”

 

Los centros comerciales, la publicidad y las carreteras están asfixiando los espacios públicos, y las calles de las ciudades se han convertido en simples zonas de transito. Las plazas de los pueblos se vacían y los comercios pequeños cada vez tienen mayores dificultades para sobrevivir, debido a que no pueden competir con las grandes cadenas de los centros comerciales y los supermercados. La gente prefiere el centro comercial a la plaza del pueblo, pero al cambiar la plaza por el centro comercial nos debemos dar cuenta que estos centros comerciales son privados, y no se permite ninguna iniciativa propia dentro de ellos.

 

“Mientras el mundo publicitario se apresuraba a apropiarse de los sonidos y la imaginaria de la música contemporánea para vender coches, aerolíneas, bebidas sin alcohol y periódicos, los legisladores británicos ilegalizaron los conciertos improvisados por medio de la ley de justicia criminal de 1994. Para combatir la ley de justicia criminal, el mundillo musical se alió con subculturas mas politizadas como los ocupas al borde de la expulsión, con los new age viajeros, que veían amenazado su estilo de vida nómada, y con los ecoguerreros  radicales, que combatían la urbanización de las zonas boscosas del reino unido. Entre estas subculturas comenzó a surgir un tema, el derecho a disponer de espacios no colonizados para sus viviendas, para los árboles, para reunirse y para bailar. Así surgió el movimiento recuperar las calles(reclaim the streets.)

Desde 1995 el RCL asalta las calles mas concurridas y las esquinas mas importantes y llega hasta las carreteras, donde organiza fiestas espontáneas. Como si salieran de ninguna parte, aparece el carnaval ambulante de los RCL: en bicicletas, en zancos, bailando y tocando tambores.Cientos de frisbees vuelan por el aire, se ofrecen alimentos gratuitos y comienza el baile. Los integrantes han trasladado el lenguaje y la táctica de los ecologistas radicales a la jungla urbana, exigiendo espacios no comercializados en las ciudades y una naturaleza intacta en el campo y en los mares.

 

No es por casualidad que Reclaim the Streets tuviera ese toque anticapitalista desde el comienzo. Pero no era tanto por haber leído El Capital como el resultado de la experiencia vivida cotidianamente en las metrópolis capitalistas. La vida cotidiana en Londres está probablemente más atravesada por el capitalismo que en cualquier otra ciudad europea. No es sólo que el espacio para vivir esté totalmente entregado a la especulación. Una entrada de cine cuesta el equivalente a dos horas de trabajo remunerado, tres si contamos el billete del transporte público para llegar al centro de la ciudad. Los centros comunitarios, donde se podían organizar movidas independientes a precios bajos, desaparecieron bajo el gobierno de Thatcher. Lo que quedaba para la convivencia (activista) a precio razonable era la escena siempre cambiante de los centros sociales okupados que rara vez se mantenían más de unos pocos meses. No sólo los lugares de encuentro eran cambiantes, también sus actores, porque Londres es una ciudad de residencia temporal para mucha gente. La transitoriedad de la vida cotidiana en Londres tiene su imagen especular en la ocupación temporal, sin permisos, del espacio público, utilizando como medio la multitud, la música, el carnaval y el baile.

Las acciones festivas a la manera de Reclaim the Streets han sido utilizadas en muchas ciudades de todo el mundo, cambiándolas y adaptándolas a condiciones diferentes. Muchas de sus connotaciones familiares en Gran Bretaña han quedado invisibilizadas en ese proceso de propagación, y otras se han añadido. En Londres, todo está más en calma alrededor de Reclaim the Streets desde la ola de represión que siguió al día de acción global del 18 de junio de 1999. En lugar de dormirse en los laureles de las intervenciones pasadas y en vez de exponerse a la criminalización, sus actores se concentran en otras áreas, desplazándose a otros grupos y contextos y adaptando sus formas de articulación a las condiciones políticas y sociales presentes. Un efecto secundario fortuito de todo esto es que Reclaim the Streets ha podido mantenerse así fiel a sí mismo: una desorganización no explotable por portavoces ni héroes, porque “¡estamos en todas partes!”.

 

Los medios convencionales de comunicación casi siempre dicen que las fiestas del RCL son protestas contra los automóviles.Pero la mayoría de los integrantes insisten en que se trata de una grosera simplificación de sus objetivos. Dicen que el automóvil es solo un símbolo, la manifestación mas palpable de la perdida de espacio común, de las calles peatonales y de los lugares para expresarse con libertad. El movimiento siempre a tratado de inscribir el tema del transporte y del automóvil en una critica más amplia de la sociedad, y sueña con recuperar los espacios para el uso común.

 

La RCL mas exitosa tuvo lugar en londres en 1997 donde se reunieron 20.000personas. Este movimiento se a extendido a todo el mundo, desde autralia o Nueva York hasta Alemania.

 

MANIFIESTO DEL RCL

 La privatización del espacio publico bajo la forma de los automóviles sigue deteriorando las dimensiones de vecindad y de comunidad que definen a las metrópolis.

Los planes viarios, los parques industriales ylos centros comerciales se unen para desintegrar la comunidad y para banalizar las regiones. Cualquier sitio termina siendo igual que cualquier otro. Las comunidad se convierte en un articulo de consumo, en una aldea comercial, narcotizada y bajo constante vigilancia. De ese modo, el deseo de vivir una vida comunitaria se satisface de otra forma, por medio de los espectáculos que nos venden de manera artificial. Son calles y plazas de telenovela que imitan las zonas que el cemento y el capitalismo esta destruyendo. En este contexto, las calles verdaderas se hacen estériles. Son sitios por donde pasar, no donde vivir. Solo existen como vías de transito a otra parte, a traves de un escaparate, de una valla publicitaria o de un tanque de petróleo.

  RCL de Toronto

Lo que note es que todos estos actos y acciones tenían un elemento común: reclamábamos.

Ya fuera que reclamásemos calles libres de automóviles, edificios para los ocupas, el sobrante alimentario para las personas sin hogar, las universidades como sitios para protestar o para hacer teatro o un entorno visual sin anuncios, siempre reclamábamos. Que nos devolvieran lo que siempre debió ser nuestro. No en el sentido que tiene nuestro como nuestro clu o nuestro grupo, sino en el sentido de nuestro como personas. Y como todas las personas. Nuestro como no del gobierno y no de las empresas. Queremos que el poder vuelva al pueblo en tanto que grupo. Queremos recuperar las calles.

 

  

Casi toda la información extraida del libro de Naomi Klain “No logo”

 

Video muy bueno con explicaciones.

Pagina recomendable en Ingles:

http://www.urban75.com/Action/reclaim2.html

 

1 comentario »

  1. Me parece muy bonito toda esta decleración de ideas. Reivindicar los comercios en las plazas de los pueblos frente a los grandes almacenes, pero a la hora de la verdad todos vamos al centro comercial, y pensandolo bien, estos centros generan empleo y riqueza. La mayor parte de esta riqueza se la queda el empresario, de acuerdo, pero en cuanto a la riqueza capital del Estado es positivo.
    No sé supongo que todo tendrá su lado positivo y negativo.

    Comentario por John Doggett — enero 17, 2008 @ 9:56 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: