Blog de Rivendel

marzo 8, 2007

8 de Marzo, día internacional de la mujer trabajadora

Filed under: historia,política,sociedad — grahamgreene @ 10:51 am
Tags: ,

Hoy es 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, pero el porque de la celebración de esta fecha como día internacional de la mujer es pocas veces conocido por el ocultismo deliberado al que los medios nos tienen acostumbrados. Algunos antecentes que explican el porque de esta fecha:

1908

EE.UU. Chicago. El 3 de mayo las feministas socialistas realizan una jornada en el teatro Garrick para hacer campaña por el sufragio femenino y contra la esclavitud sexual. Es el primer Woman’s Day.

1909

EE.UU. Nueva York. El Comité Nacional de la Mujer del Partido Socialista Norteamericano recomienda a todas sus secciones establecer el último domingo de febrero como una jornada a favor del sufragio femenino bajo la denominación de Woman’s Day.

1910

Dinamarca. Copenhague. Se realiza la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas donde se presenta una propuesta del Partido Socialista Norteamericano, a través de sus delegadas Lena Morrow Lewis y May Wood Simons, de establecer el Día Internacional de la Mujer. Esta propuesta es apoyada por Clara Zetkin. La resolución final indica que, “siguiendo el ejemplo de las camaradas norteamericanas”, se dedicará un día especial a las mujeres para promover el sufragio entre las obreras, entre otras reivindicaciones. En Estados Unidos, el Woman’s Day se siguió celebrando el último domingo del mes de febrero hasta 1914.

1911

Europa. El primer Día Internacional de la Mujer se celebra el 19 de marzo en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, conmemorando un levantamiento ocurrido en Prusia en esa fecha. Las demandas fueron el derecho a voto, la igualdad de oportunidades para ejercer cargos públicos y el derecho al trabajo. En Alemania, el periódico de las mujeres Die Gleichheit (La Igualdad) que dirige Clara Zetkin, tiene una tirada de 100 mil ejemplares. En Berlín se realizan cerca de 45 manifestaciones ese día.

1913

Rusia. El 17 de febrero (2 de marzo en el calendario occidental), las mujeres rusas celebran por primera vez el Día Internacional de la Mujer bajo la denominación de Día Internacional de las Obreras. Se produce una fuerte represión de la policía zarista y algunas de las organizadoras son deportadas a Siberia. Esta manifestación se realiza bajo las banderas del movimiento pacifista en vísperas de la Primera Guerra Mundial.

1914

Europa. El 8 de marzo se realizan diversos actos en Alemania, Suecia, y Francia. En Alemania la actividad se centra en jornadas de protestas contra la guerra, el militarismo y el derecho al sufragio.

1915

Dinamarca. Oslo. Un gran contingente de mujeres sale a las calles el 8 de marzo para repudiar la Primera Guerra Mundial.

1917

Rusia. 23 de febrero (8 de marzo en el calendario occidental). En plena guerra, las mujeres de San Petersburgo, contrariando las órdenes de las dirigencias de los partidos, realizan una manifestación pidiendo pan y el regreso de los combatientes. Esta manifestación, a la que se unen trabajadores y estudiantes, es considerada por algunas historiadoras como el detonante de la Revolución Rusa. Cuatro días más tarde, el Zar abdica y el Gobierno Provisional otorga a las mujeres el derecho al voto.

Sucesos sacados de esta pagina: http://www.isis.cl/publicaciones/miraesp2.htm

Os dejo algunos articulos:

Nadie esperaba que el Día de la Mujer fuera el inicio de la revolución…

Andrea D’Atri

La Verdad Obrera

El 8 de marzo de 1917 (23 de febrero en el calendario ortodoxo ruso), con la huelga de 90.000 obreros y obreras de San Petersburgo, convocada por las trabajadoras textiles, comenzaba la revolución que, nueve meses más tarde, entrega todo el poder a los soviets.

La participación de las mujeres trabajadoras en las luchas del movimiento obrero, durante el régimen zarista, las impulsó a luchar por su propia emancipación: a las reivindicaciones económicas, frecuentemente, se le añadían las demandas de guarderías en las fábricas, pago de licencia por maternidad, tiempo libre para amamantar a los recién nacidos, etc. Los ejemplos abundan: huelgas de mujeres que reclaman poder usar los mismos baños que usan los dueños de la empresa, que cese el abuso de los capataces y porque se prohíba insultar a las obreras.

Cuando se inició la guerra, las feministas de la Unión de Mujeres por la Igualdad de Derechos convocaron a una movilización de las “hijas de Rusia”, en apoyo al gobierno. Para las obreras rusas, sin embargo, la guerra significó una carga adicional sobre sus hombros ya agobiados: mientras eran movilizados al frente casi 10 millones de hombres –en su mayoría campesinos-, las mujeres se convirtieron en obreras agrícolas alcanzando a representar el 72% de los trabajadores rurales. En las fábricas, pasaron de ser el 33% de la fuerza de trabajo en 1914, al 50% en 1917.

Ya en abril de 1915, las mujeres arremetieron contra un gran mercado de comestibles de San Petersburgo, tomando los víveres que necesitaban para sus familias; la escena se repitió en Moscú. Sucesos similares se desarrollaron al año siguiente. Las consignas que luego se popularizaron en febrero de 1917, se iban gestando en cada revuelta de las obreras rusas, hartas de las penurias en las que vivían: fin de la guerra, retiro de las guardias de cosacos de las fábricas, libertad para los bolcheviques exiliados y todos los presos políticos…

En enero de 1917, un reporte de la policía advertía que “las madres de familia, agotadas por las colas interminables de los comercios, atormentadas por el aspecto hambriento y enfermo de los niños, están más abiertas ahora a la revolución, que el señor Miliukov, Rodichev y compañía, y por supuesto, son más peligrosas porque ellas representan la chispa que puede encender la llama”. Fueron estas mujeres trabajadoras, fundamentalmente las obreras textiles, las que eligieron el Día Internacional de la Mujer, el 23 de febrero de 1917 –que corresponde al 8 de marzo del calendario occidental-, para reclamar pan, paz y libertad, dando inicio a la revolución.

En Rusia, el Día Internacional de la Mujer se había conmemorado, por primera vez, en 1913. El periódico de los bolcheviques había lanzado un suplemento especial. En San Petersburgo, se reunieron cerca de 1.000 personas ante las cuales habló una obrera textil: “El movimiento de las trabajadoras es una corriente tributaria del gran río del movimiento proletario y le dará su fuerza.”

Mientras los mencheviques deseaban que solamente las mujeres participaran en las manifestaciones, los bolcheviques sostenían que el Día Internacional de la Mujer debía ser conmemorado no solamente por las trabajadoras, sino por toda la clase obrera. Por eso incluyeron en su periódico una sección especial titulada “Trabajo y vida de las obreras” y luego, por sugerencia de Lenin, decidieron publicar un periódico íntegramente dedicado a las mujeres trabajadoras, llamado Rabotnitsa.

Finalmente, con la revolución triunfante de octubre, las mujeres soviéticas obtuvieron el derecho al divorcio, al aborto, la eliminación de la potestad marital y la igualdad entre el matrimonio legal y el concubinato. Sin embargo, como decía Lenin: “Allí donde no hay propietarios terratenientes ni capitalistas ni comerciantes, allí, el poder de los soviets construye una nueva vida sin esos explotadores, allí hay igualdad del hombre y la mujer ante la ley. Pero esto todavía no es suficiente. La igualdad ante la ley todavía no es la igualdad frente a la vida. Nosotros esperamos que la obrera conquiste, no sólo la igualdad ante la ley, sino frente a la vida, frente al obrero. (…). El proletariado no podrá llegar a emanciparse completamente sin haber conquistado la libertad completa para las mujeres.”

Articulo2

¡Feliz 8 de Marzo!

Batalla al apartheid del sexo femenino

Nazanin Amirian

Rebelión

La más grande, amplia y profunda violación de los derechos humanos es la discriminación y la opresión que sufrimos nada menos que la mitad de la humanidad: las mujeres. Una segregación sexual que se viste de diferentes disfraces y formas y tiene grados de intensidad según el lugar geográfico donde nacemos.

El mayor enemigo para la integridad física de la mujer es el hambre. La femenización institucionalizada de la pobreza hace que el 70% de las cerca de 20.000 personas que mueren cada día, así como siete de cada diez que duermen con el estomago vacío cada noche seamos nosotras, y eso cuando en un lugar como, por ejemplo, el África Subsahariana, somos productoras del 80% de los alimentos, mientras que poseemos tan solo el 1% de la tierra.

La mujeres también somos dos tercios de 770 millones de adultos excluidos del privilegio de conocer la magia de las letras y las palabras. Somos el 80% de los refugiados errantes y sin hogares del mundo, la mitad de los 38 millones de afectados por el sida. Morimos medio millón al año durante el parto, dejando huérfanos a millones de niños. 130 millones hemos sido sometidas a la mutilación genital para que ni se nos ocurra descubrir el misterioso punto G.

Por si fuera poco, el feminicidio acaba cada año con la vida de miles de nosotras. En el 2006, una de cada tres era golpeada, violada y maltratada en la llamada violencia doméstica, alrededor de 4500 fuimos asesinadas bajo el pretexto de crímenes de “honor”, sin contar las casi 500 exterminadas en Juárez, México.

Millones, algunas de tan solo 7-8 años somos secuestradas, engañadas, maltratadas y explotadas en el negocio del sexo para el disfrute de “hombres honorables”.

En África, somos unas siete mil niñas trokosis (“esposas de los dioses”), que con las muñecas en los brazos nos arrancan de nuestras hogares para que paguemos en los monasterios, con nuestro cuerpo y trabajo, las deudas de la familia a los sacerdotes.

En otros lugares, la alteración que provoca la simple exhibición de nuestra melena en las hormonas masculinas y, por consiguiente, en el orden social, es de tal calibre que nos condenan a latigazos e incluso a la pena de muerte. Cada año, una decena somos apedreadas por ser violadas, prostituidas o simplemente por amar al otro o a la otra sin el permiso de las autoridades publicas o privadas.

Decenas de miles de quienes sobrevivamos de estos “percances” perdimos la vida bajo las bombas y misiles que no paran de caernos encima en una veintena de países del mundo. ¡Macabras cifras frías!

En los pequeños y relativos paraísos, que afortunadamente los hay, no dejamos de ser ciudadanas de orden inferior. En España cobramos un 30% menos que los hombres por el mismo trabajo. Aguantamos todo esto y más… ¡y aun nos llaman el sexo débil!

Sin tener voz en la toma de decisiones y sin el ejercicio del poder es imposible cambiar esta triste realidad. En la esfera del poder político y a estas alturas de la historia, gobernamos sólo trece mujeres y a tan sólo el 10% de la población humana. Por ello, los ciudadanos de la India y Bangladesh eligieron el año pasado a un millón de mujeres como líderes locales, y las mujeres kuwaitíes por fin conseguimos el derecho al voto. ¡Enhorabuena! Algo se está moviendo

Soñemos la igualdad, construyendo el futuro.

Mas articulos:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=47900

http://www.halabedi.org/2007/03/07/araban-martxoak-8an-patriarkatuakapitalismoa-eta-heterozentrismoa-salatuz/#more-1273

1 comentario »

  1. http://www.radialistas.net/fechas_mar.php#8
    Os recomiendo que entreis a esta pagina que tiene audios dedicados
    a las mujeres y a este dia tan especial.

    Comentario por grahamgreene — marzo 8, 2007 @ 8:26 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: